Suspensión

Mejora la seguridad 

Reduce el riesgo realizando una   revisión  de Seguridad 

Los amortiguadores forman parte de los sistemas de seguridad activa del vehículo y juega un papel clave a la hora de garantizar la seguridad y el confort durante la conducción.

Son los encargados de que el neumático esté en continuo contacto con la calzada y permiten controlar el vehículo en situaciones de riesgo, al circular a altas velocidades o durante el trazado de las curvas.

Por esto desde nuestro  taller en Pamplona  recomendamos revisar el sistema de suspensión cada 20.000kms

Disponemos de todas las marcas de suspensiones y amortiguadores, Kayaba, Koni, Eibach, Blistein, Monroe, Sachs... entre otras. 

Odoo • Texto e imagen

ofertas amortiguación  

Ofertas de suspensión y amortiguadores

beneficios de cambiar los amortiguadores

muchos motivos para cambiar tu suspensión

confort

mejora sonoridad y vibraciones

Los amortiguadores son parte esencial en la eliminación de vibraciones y ruidos de rodaje del vehículo, al cambiarlos mejoramos estos aspectos del vehículo.

maniobrabilidad

mejora la precisión de la dirección

Al mejorar la suspensión conseguimos que los neumáticos estén mejor adheridos al suelo y es por ello que la maniobrabilidad mejora en gran medida.

seguridad

reduce la distancia de frenado

El sistema de frenado esta directamente relacionada con el sistema de suspensión, la mejora de uno incrementa la eficacia del otro sistema.

Preguntas más frecuentes

Cuando cambiar los amortiguadores es una de las preguntas más habituales por parte de nuestros clientes cuando vienen a recepción. 

La amortiguador del coche es la clave en el comportamiento dinámico del vehículo, mejorando de manera importante las reacciones del mismo incluyendo claramente en la dirección y el frenado del automóvil. 

Los fabricantes recomiendan la sustitución entre los 70.000 kms y 120.000 kms, aunque es bueno llevar un control de los mismos anualmente en cada servicio de mantenimiento. Cambiar amortiguadores debería ser una operación mucho mas habitual en los vehículos de lo que viene siendo actualmente.

Aunque no nos damos cuenta la perdida de cualidades es paulatina y por tanto la eficiencia del vehículo se resiente sin que nos demos cuenta cuando conducimos.


Lo ideal es mantener los parámetros establecidos por el fabricante del vehículo, no obstante disponemos de un amplia gama de mejora de suspensiones.

Normalmente cambios a mayor dureza y rebaje de alturas. Algunos de ellos requieren informe técnico y ser legalizados. 

Si escucha un ruido chirriante y no ha cambiado las pastillas de freno recientemente

Si al circular a alta velocidad nota vibraciones en la frenada

Si al pisar el freno, nota que está demasiado duro

Si para frenar hay que llevar el pie hasta el fondo, y además no frena del todo bien

Si al pisar el pedal del freno se hunde excesivamente, puede haber una fuga